Globedia

Samaipata

11/08/2013 - Jorbasmar

En esta ocasión viajaremos a Bolivia, al departamento de Santa Cruz, concretamente a Samaipata.

En la lengua quechua, Samaipata significa “lugar de reposo entre las montañas” o “descanso entre las alturas”

Samaipata está situada a 1670 metros de altura, sobre el nivel del mar.

Su población es de cerca de 4.000 habitantes, existiendo una gran diversidad de nacionalidades.

Hay que destacar de Samaipata, su Parque Nacional Amboró, el cual es una importante reserva ecológica por su flora y fauna.

En Samaipata también hay un importante yacimiento arqueológico, llamado Centro Ceremonial y Administrativo de Samaipata, más conocido como Ruinas del Fuerte.

Según cuenta Gustavo Fernández en “Al Filo de la Realidad”, el Fuerte tiene poco de ruina y nada de fuerte, si no que él lo ve como un centro espiritual.

Los arqueólogos afirman que el Fuerte fue un asentamiento religioso y político, el cual sobrevivió a diversas culturas.

Al parecer los mojocoyas fueron los que comenzaron la construcción del Fuerte.

Después el fuerte debió ser ocupado por los chiriguanos, los cuales pertenecían a la etnia arawak.

A partir del siglo XIV llegaron los incas, que convirtieron Samaipata en un importante centro político y administrativo.

Más tarde llegaron los conquistadores españoles, los cuales recopilaron extrañas leyendas…

Esas leyendas cuentan, que se utilizaba el Fuerte para “unirse con los dioses”, unos dioses que venían en caballos voladores de fuego.

Leyendas similares preincaicas, cuentan que Viracocha llego al igual que los demás dioses que le acompañaban, los Hijos del Sol.

La serpiente es uno de los dibujos más representados en todo el conjunto arqueológico.

La serpiente emplumada que podía volar representa dioses como Kukulcan, Quetzalcoatl o Viracocha.

Uno de los enigmas de Samapaita son dos grandes acanaladuras  de gran longitud que son paralelas en una cara de la roca, interconexionadas con diversas  canalizaciones menores, que unos piensan que se utilizaban para usos hídricos, otros para usos astronómicos, otros para ceremonias, donde por los canales correría sangre…

Erich von Däniken, afirmó que esos canales o raíles en paralelo podrían servir de soporte para una rampa metálica para el despegue de naves espaciales.

Cerca del Fuerte también existe una roca con el dibujo grabado lo que muchos afirman ser un platillo volante.

Un curioso dato, los antropólogos que estudiaron a los descendientes directos de los arawaks, estos aseguraron a los investigadores, que ellos no eran hombres, si no que ellos eran más antiguos que los hombres…

Si algo es cierto, es que en toda la antigüedad, parece ser que ha habido extraterrestres en multitud de culturas.

Hay una ingente cantidad de ooparts, que nadie sabe como puñetas han podido estar en los tiempos en los cuales son datados.

Es muy cierto que muchos “investigadores de pacotilla”, se inventaran fantasmas donde no existen, para vivir del cuento, es muy cierto que existen ooparts falsos, pero desde la mirada de un inexperto, existen demasiadas cosas inexplicables y muchos secretos que nadie nos cuenta.

 

Compartir